Cámaras Ocultas – Cómo encontrarlas

En este post os quiero hablar de las cámaras ocultas y cómo encontrarlas, para protegerte por si alguien ha entrado en tu casa, o si te has desplazado a la casa de otra persona. Ahora que la tecnología es más pequeña y barata que nunca, se ha vuelto fácil instalar cámaras casi en cualquier lugar. De hecho, una vez que empiezas a buscar, puedes darte cuenta de que las cámaras están en todas partes: en los semáforos, en los estacionamientos y dentro de las tiendas.

Si estás leyendo este artículo en tu teléfono mientras esperas el café de la mañana, es probable que haya una cámara que te esté vigilando en este momento. Puede que incluso tengas algunas cámaras propias “ocultas”, cámaras para ver al bebé o una cámara en el timbre para ver quién llama a la puerta.

Estas cámaras ocultas tienen muchos usos perfectamente legítimos. Pueden proporcionar seguridad en los espacios públicos y evitar el robo en las empresas. Los problemas surgen cuando se usan para propósitos delictivos, lo que ocurre más a menudo de lo que cualquiera de nosotros desearía.

Hay una demanda en curso contra Airbnb por una cámara oculta en una propiedad. Justo este año, un empleado de Chipoltle en Texas fue acusado de plantar una cámara oculta en el baño de mujeres. Existen numerosos casos de empleados de hotel o de otros negocios que las emplean con fines ilegales y sin ética, para ellos son fáciles de instalar, por que estas diminutas y discretas cámaras se pueden comprar fácilmente en línea.

Las cámaras ocultas se confunden con despertadores, adaptadores de corriente, detectores de humo, marcos de fotos e incluso botellas de agua, la mayoría de ellas inalámbricas y alimentadas por baterías. Estas cámaras son fáciles de obtener, y la mayoría no requieren conocimientos técnicos para su instalación, lo que significa que cualquier persona con malas intenciones podría colocarlas en un lugar público y observarlo cuando no te das cuenta.

¿Las cámaras ocultas no son ilegales?

Las leyes relativas a las cámaras ocultas varían de un país a otro, por lo que te recomendamos que consulte las leyes locales para conocer los detalles específicos de tu zona.

El asunto se reduce a donde puedes esperar tener una “expectativa razonable de privacidad”. Hay ciertos espacios que esperarías que fueran privados, como baños, vestidores, cuartos de hotel y vestuarios. (Sin embargo, si un letrero te informa que estas bajo vigilancia en algún lugar fuera de un área de vestir en una tienda donde hay cámaras para desalentar el robo, las cámaras son consideradas legales).

En los espacios que no son privados, como en un centro comercial o al caminar por una calle de una ciudad, las cámaras son legales, estén ocultas o no.

Por supuesto, el hecho de que las cámaras ocultas puedan ser ilegales no impide que la gente las coloque, así que depende de ti permanecer alerta.

¿Cómo saber si hay cámaras ocultas grabándote?

Las cámaras son pequeñas y a menudo están camufladas, así que lo primero que hay que hacer es mirar a tu alrededor.

No todos los que colocan una cámara oculta lo hacen de la manera más inteligente posible, y es posible que puedas encontrarlas con un examen cuidadoso de la habitación en la que estás. Busca las siguientes señales indicadoras:

-Alambres en lugares inesperados o cables que no parecen ir a ninguna parte,  aunque muchas cámaras son inalámbricas, el cableado inexplicable podría llevar a una cámara oculta.

-Pequeños agujeros en las paredes u otros lugares. Sólo se necesita un pequeño agujero para que la lente de una cámara pueda mirar hacia una habitación. Algunas cámaras ocultas se aprovechan de esto, escondiéndose en objetos inofensivos con un pequeño agujero para la cámara.

-Objetos fuera de lo común. Si estás en un lugar familiar, busca cualquier cosa que sea nueva o que haya sido movida.

-Otro método de baja tecnología para encontrar cámaras ocultas es escuchar. Aunque esto no capta todas las cámaras, algunas cámaras sensibles al movimiento hacen un suave clic o zumbido al encenderse cuando alguien pasa.

En un ambiente ruidoso, no podrás escucharlos, pero si está en un lugar donde puedes apagar las luces, radios, televisores y otras fuentes de sonido, es posible que puedas escuchar la activación de una cámara.

Desafortunadamente, los métodos anteriores no son infalibles, pero no te rindas todavía. Aunque no todas las cámaras ocultas producen señales visibles (o audibles) obvias de su presencia, cada cámara tiene un objetivo que refleja la luz tanto si está encendida como si está apagada.

Debes ser capaz de detectar una cámara haciendo un escaneo completo de la habitación con una fuente de luz, buscando un destello de luz cuando se refleja en el sensor de la cámara. Este método sigue sin ser perfecto, ya que tendrás que iluminar la luz desde el ángulo correcto y, con algunos dispositivos, estar muy cerca de la cámara para detectarla.

La manera más sencilla de encontrar una lente oculta utilizando una fuente de luz es apagar las luces y encender una linterna en la habitación. Ve despacio y examina los lugares sospechosos desde múltiples ángulos.

Si ves destellos de luz donde no debería haber – áreas donde no hay espejos, vidrios u otras superficies reflectantes – puede que estés ante una cámara.

Los espejos también pueden ser sospechosos, porque no podrás ver una cámara escondida detrás de ellos.

Leave a Reply